Las habilidades que se comparten y se dinamizan en un taller o en una formación necesitan posteriormente ser integradas y practicadas en tienda para que todo lo compartido no caiga en desuso y se convierta en práctica habitual en el puesto de trabajo.

Para ello, he desarrollado un programa de mentoría donde, a través de sesiones individuales en propio lugar de trabajo, las personas del equipo integran las habilidades necesarias para incorporar en su labor cotidiana y ofrecer así una versión mejorada como profesionales.

¿Qué beneficios tiene el acompañamiento en tienda?

Las sesiones son individuales de manera que cada persona incorpora justamente lo que necesita para su mejora profesional.

Al ser una práctica en el día a día, se aprecian mejor las mejoras a incorporar y se trabajan en el mismo momento y en una situación real.

Las personas acompañadas mejoran su actitud, se sienten importantes y tenidas en cuenta en el proceso de mejora colectiva. Ganan en confianza, autoliderazgo y se sienten parte integrante del equipo.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies