Querido Retailer:

Mi dedicación y entrega a la formación nace de la necesidad de profesionalizar la relación que existe entre vendedores y clientes, de querer mejorar el mundo del que tú y yo formamos parte y que tiene que ver con personas que compran, con otras que ofrecen y con otras que, además, dirigen equipos.

Para poder contribuir en esa mejora, deseo que tus equipos crezcan personal y profesionalmente. Deseo que se valoren y que den valor a lo que hacen para que la profesión que eligieron, esa que tiene que ver con tiendas, clientes y equipos, podamos empezar a llamarla PROFESIÓN. Así, con mayúsculas. Muy grandes.

En vuestras manos está crecer, y en las mías, ayudarte a que lo hagas y a que lo hagan. Para que lleves la firma que representas a lo más alto y para que tus equipos la acompañen con ese crecimiento propio tan necesario. Tus colaboradores son embajadores de la marca que han elegido y el hecho de que ella sienta la suerte de poder contar ellos, depende de ti y de las acciones que decidas emprender.

Tus equipos necesitan saber, creer, crear y sentirse responsables de lo que hacen y de la actitud que deciden al hacer. Necesitan ser profesionales de la venta, tanto si relacionan con ellos mismos, con sus clientes o con sus propios equipos.

Te invito a que juntos contribuyamos a un retail mejor, donde seamos capaces de generar relaciones ricas, productivas y mucho más humanas. Un retail donde tu huella pueda ser recordada por lo que fuiste capaz de ofrecer y de emocionar, porque la venta… Es emoción.

Cristina Castillo Porcel

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies